Actualidad

21 de Noviembre. - En su día Marchamos.

29/11/2018

Movilización de profesionales de la Salud

El pasado viernes 16 de Noviembre del corriente año, parte de la Comisión Directiva,  encabezada en esta oportunidad por la Secretaria Adjunta, la compañera Patricia Raimundi, se reunió con representantes de los distintos lugares de Salud de nuestra Localidad a fin de crear un ámbito de debate respecto de lo que está ocurriendo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con la reciente ley Sancionada que afecta a los profesionales de la Salud, previendo la situación de que el día de mañana los bonaerenses tendríamos que enfrentar similar situación.

En el Día Nacional de la Enfermería, 21 de Noviembre, todas las asociaciones del país convocaron a una movilización masiva y pacífica sin banderías políticas. Tal se realizó también el viernes 9 de Noviembre en rechazo a la ley sancionada el 2 de Noviembre del corriente año en la ciudad Autónoma  de Buenos aires, en rechazo a la misma. Desde Nuestro Sindicato de Trabajadores Municipales de La Matanza se facilitaron micros para poder asistir el día 21 de Noviembre del corriente año.

La mencionada ley sancionada recientemente por la legislatura desconoce a los Licenciados en Enfermería, Licenciados en Instrumentación Quirúrgica, y los Licenciados en Bio-imágenes, como profesionales de la Salud y solo los contempla como personal técnico-administrativo, por lo tanto,Ante esa situación, se encuentran en estado de alerta por la degradación de su carrera que eso significa.

 Distintos sectores afectados afirman que el rechazo de esta reglamentación se debe a que eliminan de la ley la carrera profesional y piensan que es por una cuestión presupuestaria.

Desde el Sindicato de Trabajadores Municipales de La Matanza nos solidarizamos, acompañamos y apoyamos el ferviente reclamo.

 

La degradación de la profesión

Carolina Mataluna enfatizó que “el título de licenciado en enfermería es como el abogado, el kinesiólogo o cualquier otra profesión pasa que la nuestra siempre estuvo manoseada”.

Y De los Santos destacó que “nosotros podemos gestionar instituciones sanitarias, hospitales, clínicas, podemos ser ministros de salud, podemos delinear políticas sanitarias, lo que pasa es que no nos tienen en cuenta. Ellos piensan que seguimos siendo los enfermeros del año 1940 y en realidad somos profesionales muy bien formados. Antes cuando no había posibilidad de hacer carrera se hacía un cursito pero hoy es una carrera universitaria”.

Asimismo, resaltó que ahora van a apoyar a los colegas de Capital porque “lamentablemente si se llega a aprobar corremos riesgo de que nos toque a nosotros más adelante”.

Y pidieron que se unan al reclamo los instrumentadores quirúrgicos, y técnicos en rayos, porque a ellos también los afectará la reglamentación.

Un gigante dormido

Por su lado, Damián Blanco manifestó que “le han tocado el alma a un gigante dormido que somos los enfermeros, o un gigante que lo durmieron durante todo este tiempo, pero ahora es el momento de expresarnos y que la gente sepa cuál es nuestra tarea, que nosotros los estamos cuidando desde un lugar que no se ve, porque la salud no se ve, no es redituable para el político, para ellos es un gasto”.

“Esta no la podemos dejar pasar, por eso el 21 en todo el país desde Tierra del Fuego hasta Jujuy se va a hacer la movilización”, sostuvo.

Y recalcaron que en el Hospital Ramón Santamarina, al igual que en el resto de los hospitales, el 80 por ciento del recurso humano son enfermeros.

“En Capital Federal esperan que vengan colegas de todo el mundo para dar apoyo, esto habla de la magnitud de la gravedad. Lo que queremos es que la comunidad nos entienda y nos apoye”, señaló Carolina Mataluna.

Además, Irene de los Santos resaltó que “nosotros hacemos diagnóstico en base a las necesidades humanas que tiene el paciente que están relacionadas con la parte holística, no biológica, con todo lo que lo rodea, por eso nuestro trabajo es tan importante y no se limita a colocar una medicación o hacer una higiene, es mucho más complejo”.

“Es contención familiar, valorar el paciente todo el tiempo, ver si evoluciona o involuciona, intervenir directamente en los tratamiento médicos. Es muy importante nuestra tarea, por eso es que por ley tenemos un número de pacientes para atender, porque necesitamos un tiempo para cada uno”, indicó.

Por último, señalaron que la ley busca también “achicar las horas cátedra, porque la idea es bajar el nivel. Al pasar administrativos tampoco se va a pagar más el plus por título profesional”.

Galería de Imágenes.